Mundo actual, ¿tristeza?, realidad.

Hola, bueno, antes que nada aclarar que no soy emo ni nada que se parezca, no odio el planeta ni la vida. Es mas, amo la vida y todo el entorno que nos rodea, pero pienso que vivimos en un mundo algo diferente a lo que tendría que ser.

Y para empezar, basta con mirar en un almacen, donde los alimentos básicos, diarios, valían lo que valen hoy las golosinas, y donde un litro de leche, vale el doble de lo que valía antes.
Y es así, vivimos en un mundo donde importa mas un papel pintado, con la cara de alguien, que la vida de una persona. Persona que debe alimentar a 2, 3, 5, 6 o mas niños.
Un mundo en el que tener para comer es una hazaña, y llegar a fin de mes, un milagro.
Un mundo donde esperamos de arriba que caiga la solución, en vez de salir a buscarla. Donde trabajar suena absurdo para algunos, y otros lo desean con ansias, sin la posibilidad de hacerlo.
Este es un mundo donde la ignorancia abunda, la cultura ni se nombra, y los únicos valores que se nombran, son los del dinero. ¿Respeto?, ¿Solidaridad?, ¿y eso que es?.
Este es un mundo donde la educación se sirve en bandeja, y hay quienes no la quieren, prefieren la ignorancia, no saber la realidad del mundo que los rodea; y hay quienes quieren, pero no pueden.
Vivímos en un mundo donde las 9 de la noche, (21:00), es muy tarde, y hay que andar con cuidado, o preferiblemente no andar.
Es un mundo donde es mas fácil robar a la gente trabajadora, que trabajar, como lo hacen todos.
Tristemente vivimos en un mundo donde el suicidio sale barato, y a veces caro, y hay gente dispuesta a hacerlo. Gente que en fabricas gigantes, meten miles de sustancias en un cilindro blanco de “papel”, que se vende barato y en todos lados, y que lentamente nos va quitando la vida. Y aún así, sabiendo lo que causa, hay quienes fuman, y gastan miles en eso. Y la crueldad con la que te avisan tu muerte, mientras te lo venden diciendo ser los mejores del mercado, bajo la irónica frase “Fumar es perjudicial para la salud”. Perjudicial pero mientras traiga dinero, poco importa ¿no?.
Este es un mundo en el cuál es mas fácil tirar un papel “acá” en el suelo, que caminar 5 metros para tirarlo donde se debe, pero bueno “que yo lo tire nada cambiará”. Y así son 6000 millones de personas tirando papeles al suelo, pensando lo mismo todos, “nada pasará”. Y si tiramos 10 papeles por dia, los 6000 millones, son 60000 millones de papeles por día.
Un mundo gobernado por humanos, la única especie capaces de destruir por completo el mundo en el que vivimos.
En este mundo actual, la dama es una “mina”, y el caballero ya no existe. El respeto para/con las mujeres es nulo, y a veces son tratadas como objetos, y son producto de gritos por parte de algunos hombres, gritos desagradables de escuchar hasta para un hombre mismo.
Estamos en un mundo, donde la dignidad se vende. Donde aparecen personas en la televisión peleando con otras personas, porque una la trató de “gato”, y la otra de “botinera”. Mientras les paguen, les importa poco como las llamen, si insultan a su familia, o su trabajo. ¿Dignidad?
Estamos en un mundo donde se matan animales, especies enteras, sin importar nada, solo para crear un Shopping o alguna otra cosa inútil.
Este es un mundo con gente a la que no le importa aprender sobre animales, o la vida, o la logica y razon de las cosas.
Un mundo donde el sexo y la pornografía, es lo mas fácil de encontrar en internet, y a éste no se le da un uso útil.
Estamos en una realidad, un mundo actual, donde niñas de 11, 12 años aman a sus primeros novios, como aman a sus madres, y los extrañan; y en caso de terminar la relación, lloran y no quieren vivir mas. Antes, o yo al menos lo recuerdo así, con 11 años aún jugaban con muñecas. Quizas no tanto, pero la inocencia de ellas superaba ampliamente a la de las chicas en la actualidad. Niños, porque son niños, con 11 años, algunos tristemente menos, con cigarros entre sus dedos, fumando, con 5 piercings en toda la cara, y “metiendo miedo”, solo con la mirada.
Un mundo donde hay quienes tienen todo, y quienes no tienen nada, viviendo a metros de distancia.
Este es un mundo en el que hay quienes esperan que el cielo se abra, y un rayo de luz penetre, y de allí baje un dios a salvarnos a todos, pero sin pensar que los culpables de un mundo como el que tenemos, somos nosotros, y para cambiarlo tenemos que empezar nosotros.

Espero les haya gustado, tenía mas cosas en mente en un principio, pero luego las olvidé.
Saludos